Día Internacional para la Concienciación sobre el Ruido

El miércoles 30 de abril  el Colegio Legamar se incorpora a la celebración del  Día Internacional para la Concienciación sobre el Ruido como parte de nuestro proyecto  “Comunícate sin ruido”  

El  ruido forma  parte de nuestras vidas tanto que, a veces, nos cuesta detectarlo. En muchas ocasiones, sobre todo cuando hay niños y jóvenes, se relaciona el ruido con alegría y espontaneidad.
     En nuestro Colegio tenemos mucha alegría, mucha espontaneidad...y mucho ruido.
Y como necesitamos esa alegría y esa espontaneidad pero  también necesitamos  la atención y la concentración  para realizar las tareas a las que nos enfrentamos  cada día nos hemos propuesto ser capaces de  unir estas necesidades   
     Así nació nuestro proyecto “Comunícate sin ruido”.   Es un proyecto en el que participamos  los alumnos, profesores y personal no docente  desde las Escuela Infantil  hasta  Bachillerato.
     En la primera fase del proyecto, el Departamento de Ciencias programó con los profesores  las unidades didácticas relacionadas con el sonido y cuando se llevaron a cabo con los alumnos,  conceptos como sonido, ruido, onda, energía,  volumen, tono, contaminación acústica, decibelios, sonoridad,  tímpano, audición …empezaron a ser familiares. Hemos sido capaces de “ver” el sonido en las prácticas de laboratorio, hacer sonar  copas, hablar a través  de una cuerda o hacer saltar al oobleck en una bandeja con frecuencias especiales. También hemos dibujado carteles y escrito  eslóganes para hacer campañas publicitarias.
        Además, están pasando,  de curso en curso, de alumno en alumno,  los  sonómetros  que nos han permitido cuantificar el nivel de ruido que tenemos en las clases, los recreos, el comedor… y hemos aprendido a registrar la sonoridad con la que vivimos diariamente. ¡Nos cuesta mucho mantenernos a 65 dB como dice la OMS!
     Paralelamente, el Departamento de Orientación, nos enseñó que la comunicación “sin ruido” debe ser trabajada sistemáticamente desde las sesiones de tutoría ya que hay que aprender a respetar el turno de palabra, a identificar las emociones  que se ponen en juego en nuestra relación diaria  y a trabajar las habilidades  de comunicación entre personas. Si no es así, no hay comunicación y entonces, seguro,  aparecerá  el ruido.
     En la Escuela Infantil los niños han conocido al pirata Terrifón.  Este pirata vive en  la isla Ruidosa y ha viajado a la isla Silenciosa, donde vive la pirata Belinda,  porque está muy preocupado ya que no oye bien y  siempre está de mal humor. Todos los alumnos le están ayudando ¡y aprendiendo mucho!
     Ahora, estamos acabando de elaborar entre todos el Manual de las Buenas Prácticas para la Comunicación Sin Ruido. Pero ya notamos en el Colegio que se están produciendo cambios. Cuando todos   pongamos en marcha   las buenas prácticas del manual  conseguiremos el objetivo que nos propusimos al empezar el proyecto. Por supuesto, este proyecto tendrá continuidad en los próximos cursos.
¡Sabemos que los cambios cuestan  pero también conocemos los  resultados de trabajar todos juntos!
                                                                                                            
 
 
Claustro de  Profesores del Colegio Legamar