Experiencias sensoriales

Todo lo que captamos, vemos y sentimos conforma nuestros primeros pasos de aprendizaje. 

En Infantil damos especial importancia a los sentidos y su estimulación ya que nos acercan al mundo exterior y nos acompañan en esta preciosa tarea de descubrir la vida. Cuidamos cada detalle y a todo lo que percibimos a través de ellos,  ayudando  a fortalecer nuestro cerebro y  facilitándonos así el proceso de aprendizaje y la  adquisición de conocimientos.

Por ello desde los más pequeñitos que jugando con telas de colores, suaves, finas y elegantes, acarician con sus manos texturas interesantes hasta los de dos años que entre risas y confidencias viven la propia experiencia de amasar su propio pan para luego degustar.

Con bandejas de experimentación los niños de tres años manipulan con emoción y descubren materiales, formas y objetos elaborando  nuevos conceptos.

La música en cuatro años va despertando el oído, entre ritmos, canciones y juegos, aparece el silencio escondido.

En cinco años, telares inundan las clases, favorecen la movilidad de los dedos entre miles de puntadas que van tejiendo sus sueños.

Nuestros sentidos nos regalan, multitud de sensaciones, de placer y displacer, todas ellas nos ayudan a crecer.

Seguiremos descubriendo lo que nuestros sentidos nos van ofreciendo.

 

“No hay nada en el intelecto, que no haya pasado antes por los sentidos”.

GUIRAO

Imagenes: